miércoles, 29 de marzo de 2017

ENGAÑOS - A.G. Howard








Título: Engaños (Saga Susurros)
Autor: A.G. Howard
Editorial: Oz
Páginas: 368

Reseña primera parte aquí, y de la segunda aquí.




No se puede escapar del País de las Maravillas Después de sobrevivir a una terrible batalla en el baile de su graduación, Alyssa ha abrazado su locura y ganado cierta perspectiva. Está decidida a rescatar sus dos mundos y a la gente del submundo a la que ama, aunque eso comporte desaf iar a la Reina Roja a una batalla f inal… e incluso si la única manera de llegar al País de las Maravillas, ahora que se ha cerrado la madriguera del conejo, es a través del mundo del otro lado del espejo, una dimensión paralela llena de seres violentos y temibles.En esta entrega f inal de la trilogía de Susurros, Alyssa y su padre viajan al corazón de la magia y el caos en busca de su madre con el objetivo de corregir todo aquello que ha ido mal. Con la ayuda de Jeb y Morfeo, deberán salvar al País de las Maravillas de la destrucción. Pero si lo consiguen y salen vivos, ¿podrán todos ser felices y comer perdices?






Engaños es la tercera y última parte – salvo un libro de relatos- de la saga Susurros de A.G. Howard. Como sabéis el año pasado empecé esta trilogía que me conquistó por esa versión oscura que daba del País de las Maravillas y una historia que enganchaba desde la primera línea. Por lo tanto, cuando el mes pasado me regalaron este libro tuve que empezarlo de inmediato y confieso que no tardé apenas en leerlo. 

Engaños retoma la historia donde lo dejó Delirios, con Alyssa escapando del psiquiátrico con su padre para rescatar a su madre y a Morfeo y Jeb, los dos chicos que ocupan su corazón y que han conquistado a sus dos mitades: la feerica y la humana. Pero cuando llega Alyssa se encontrará que los chicos han sabido hacerse su hueco en CualquierOtroLugar. La trama de esta historia se centrará en la huida de este reino de pesadilla y los planes para derrotar finalmente a la antaño Reina Roja. 

A diferencia de los dos libros anteriores, en Engaños el personaje de Jeb cobra mucha relevancia, la trama gira fundamentalmente en torno a él. Y es algo que no me ha gustado: independientemente de que no sea mi personaje preferido, creo que Jeb tenía una función esencial en las precuelas, representando el pasado y la parte humana de Alyssa, era un personaje secundario cuyo valor residía en eso, en que pese a no tener el peso que otros personajes, sí que tenía un papel fundamental en las decisiones que toma Alyssa. Aquí han querido ponerle al nivel de los otros de repente, otorgarle algo de magia y cederle parte del comportamiento de las criaturas de las profundidades, lo cual era la antítesis de todo lo que representaba Jeb. Personalmente creo que el personaje carece de la profundidad necesaria para interpretar este nuevo rol y me cojea un poco. Además, al darle más escenas, lógicamente otros han tenido que perderlas, de manera que Morfeo y Alyssa tienen escenas contadas y su relación experimenta un retroceso respecto a los avances anteriores, de forma que he sentido como si los sucesos acontecidos en Delirios – segunda parte de la saga- nunca hubieran existido. 



“Jeb es un ancla; me mantiene conectada a mi humanidad y compasión, pero Morfeo es el viento; me arrastra pateando y gritando hasta el precipicio más alto, me tira y luego me observa volar con las alas de las profundidades”



En cuanto a estos dos últimos personajes, Alyssa ha experimentado una gran evolución a lo largo de toda la historia, por fin aceptó su herencia de las profundidades y está dispuesta a salvar a su reino. Aunque es cierto que a veces seguía teniendo actitudes infantiles, creo que es el personaje que más me ha sorprendido: sigue siendo ella, torpe e inocente, pero a la vez más experimentada y toda una líder. Toda una reina. Por otro lado Morfeo, personaje que sabéis que me encanta por sus dos caras, por el infinito amor hacia Alyssa, su macabro sentido del humor y cómo siempre acaba sacrificándose por ella. En este libro vemos a un Morfeo más sensible y sacrificado, que aunque sigue intentando fingir que nada le afecta, no contaba con que ella le conozca tan bien y esté al tanto de cierta visión proporcionada por la Reina Blanca. Esto no quiere decir que no se siga guardando ases en la manga, todo lo contrario, seguirá queriendo hacer todo a su manera y volverá locos a todos los personajes, con esos planes ocultos que siempre tiene, y será el responsable de la mayoría de los giros argumentales que tanto caracterizan la historia. 

Por último, si en el libro anterior la madre de Alyssa tuvo una gran relevancia, esta vez le llega el turno a su padre, el cual me exasperó por completo. Para empezar no sabe adaptarse a las nuevas situaciones, y ni siquiera intenta ponerse en el lugar de su mujer y menos de su hija. Para él sólo hay blancos y negros, y aunque no tenía ni idea de todo lo que había pasado el trío protagonista, detestaba a Morfeo incluso cuando estaba ayudándolos y apoyaba incondicionalmente a Jeb, aunque este actuase mal – sobre todo porque había aceptado casarse con su hija… aunque ella tenga 17 años, pero oye así no se le desmadra en Londrestodo muy normal-. No quiere escuchar si Alyssa desea o no ser la nueva reina roja ni hacer frente a lo que ella misma provocó, sé que es su padre y lógicamente va a preocuparse por su hija, pero creo que toda esa sobreprotección era obsesiva. Por todo ello he detestado profundamente al personaje. Me quedo con Alison, la verdad. 



“Tú… eres… el País de las Maravillas”


En cuanto a la trama, la he disfrutado mucho, como siempre Howard guarda mil y un sorpresas, y giros finales que te dejan con la boca abierta. Es de los retellings más originales que he leído nunca, sabiendo crear su propio universo alojado dentro de la historia de Carroll. El ritmo es más agil que en las precuelas, y hay muchísima más acción. Además como conoces ya a los personajes, puedes sentirte más identificado con ellos, saber por qué realizan tal o cual acción, y es un sentimiento de familiaridad que se agradece. Conozco pocas historias que logren que te involucres tanto con su historia. Eso sí recomiendo releer el libro anterior o tenerlo fresco, porque en este no tienes ni un respiro, y al principio había sucesos que me confundían y no entendía muy bien. En cuanto al triángulo amoroso, he podido ver cómo los chicos se vuelven más desinteresados y son capaces de ponerse en el lugar del otro y pensar más en Alyssa

El final te atrapa por completo, y aunque el desenredo del triángulo amoroso no es el que me hubiese gustado, y quizás hasta me lo esperaba, debo quitarme el sombrero porque está muy bien llevado: Alyssa no es simplemente una chica que se debate entre dos pretendientes, sino que tiene dos lados y cada uno de ellos ama a uno de los chicos. El epílogo me fascinó y me afectó profundamente. 



En definitiva, una historia que si bien no ha llegado a gustarme tanto como los libros anteriores, si mejora en muchos aspectos y logró atraparme y emocionarme por completo.



6 comentarios:

  1. Hola! Me leí el primero, pero al final no seguí con el segundo y, por lo tanto, el tercero tampoco. Pero gracias a tu reseña, me lo acabas de recordar, así que nada, en cuanto pueda me los empiezo a leer otra vez.
    Gracias por la reseña;
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Pues no he leído ninguno, y aunque he tenído que ir saltándome lineas para no hacerme ningún spoiler tengo que decir que cada vez estoy más convencida de empezar esta trilogía!
    Gracias por esta genial reseña y disculoa el no haberla leído al completo.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Fue uno de mis grandes descubrimientos en 2016, ojalá te animes a leerla :)

      Eliminar
  3. Tengo muchas ganas de leer esta saga pero no he tenido tiempo por ahora, espero hacerlo pronto
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa! Dado lo parecidos que son nuestros gustos, creo que te gustaría :) Ojalá puedas ponerte a leerla, ¡un beso!

      Eliminar