lunes, 23 de enero de 2017

EL DISCÍPULO DE AZRAEL - Rubén Rubio


FICHA TÉCNICA


Título: El discípulo de Azrael (Crónicas Intercielos Volumen 1)
Autor: Rubén Rubio
Editorial: Autopublicado
Páginas: 356

SINOPSIS

Cuando un nacimiento tiene lugar, una página del sagrado libro de los nombres es escrita. En cambio, cuando se produce un óbito, la página cae y un ángel de la muerte es enviado a salvar al ánima.

Léfiti es un recién llegado al coro de Azrael. Como sus iguales, su misión consiste en atraer y llevarse consigo las ánimas que, una vez se han liberado de sus mortales cuerpos, están listas para su ascenso al Cielo. El más mínimo fallo por su parte puede ocasionar que el alma vague eternamente por la Tierra o incluso algo mucho peor…

Sabedor de que su misión es vital, el neófito ángel de la muerte intentará concentrar todos sus esfuerzos en salvar las ánimas que le son encomendadas. Sin embargo, él no es como el resto de ángeles de su coro. Léfiti es diferente y esa diferencia lo cambia todo.


RESEÑA

El discípulo de Azrael nos cuenta la historia de Léfiti, un alma recién llegada al purgatorio que se verá convertido de la noche a la mañana en un ángel de la muerte. La misión de estos ángeles consiste en ir a recolectar las almas de los mortales una vez fallecen, y llevarlas al purgatorio para que empiecen su proceso de curación, se desprendan de su vida terrenal y puedan entrar en el cielo. Se trata de una misión muy importante, de la que muchos ángeles estarían orgullosos, pero Léfiti no es un ángel normal, y pronto sus deseos chocarán con su deber... y este es el comienzo de todo.

Léfiti, cuya identidad no os voy a revelar, es un hombre sumamente inteligente y con una mente realmente científica, lo que será uno de los principales problemas a la hora de asimilar su nueva situación. Además, no es tan frívolo como sus compañeros por lo que le costará hacer frente a los horrores que tendrá que ver: terremotos, accidentes, asesinatos... ¿Cómo puede uno quedarse de brazos cruzados? Uno de los puntos fuertes de esta novela es precisamente ese constante debate que tiene lugar en la cabeza del neófito, entre lo que debe hacer y lo que cree que tendría hacer. También observamos esta dualidad entre sus actitudes y las del resto del coro, lo que acabará generando un conflicto que será uno de los giros más interesantes de la trama.

La historia tiene multitud de personajes, y de narradores, aunque predomina la voz de Léfiti sobre las demás. Sin embargo, creo que hay que destacar cuatro personajes que considero esenciales para la trama: por un lado, el humano Adolf Himmler, apenas sabemos de él al principio, pero él y su familia marcarán un antes y un después. En torno a ellos girará una de las grandes incógnitas que aparecen en este libro. Por otro lado, en el coro de Azrael, encontramos a Riffael e Ixtiles, que son como la noche y el día. El primero es estricto, respetuoso y un auténtico maestro para Léfiti, enseñándole todo lo que necesitará para su nuevo trabajo, mientras que Ixtiles, es flexible, desvergonzado y astuto, y se encargará de enseñarle a Léfiti todo aquello que no le han contado. Este último, de hecho ha sido uno de mis personajes favoritos, me ha gustado cómo resulta más cercano que los demás, cómo pese a haber sido siempre un ángel, sabe apreciar los pequeños placeres terrenales, y el apoyo que supone para el protagonista. Además, tiene unas salidas de tono y un punto cómico, que te hacen reír a carcajadas. Os dejo un ejemplo:


“Las alas de un ángel son como para un mortal su pene. Un mortal se cortaría el pelo sin dudar pero no se cortaría en la vida su miembro viril, ¿cierto?”


Y por último Gisela, una joven mortal que aparece en el último tercio del libro pero que tendrá un gran peso en el final y en los misterios que rodean a Léfiti. Es una chica bondadosa y desinteresada, que ve todo con buenos ojos, inocente e inteligente, cuya actitud te sorprende cada dos por tres.

En general la historia está genial, logra engancharte desde el principio, porque no sabes ni siquiera la identidad del protagonista, y además te ayuda a sentirte identificado de inmediato con él, pues compartes su necesidad de conocer quién es, dónde está y qué es el Coro de Azrael. Además vas conociendo todos los personajes a la vez que lo hace él mismo, lo cual me ha parecido interesante porque de alguna manera el autor consigue que una historia de fantasía al fin y al cabo, te parezca en cierto modo verídica al no haber una historia que precedan al momento que empiezas a leer. A veces en literatura, nos encontramos con personajes que tienen ya toda su vida hecha, y que nosotros contemplamos como meros espectadores, a los que tienen que poner al día para que entiendan lo que va a pasar. Este no es el caso, Léfiti empieza como un lienzo en blanco, y poco a poco las piezas van encajando. 

Me ha gustado que no hubiese un único narrador, porque enriquecía la trama y te permitía ver qué sucedía alrededor, y tener una idea más amplia de las subtramas que rodean la historia principal... aunque algunos puntos de vista es cierto que me han sobrado. Y en ocasiones Léfiti era demasiado exhaustivo para mí, centrándose demasiado en reflexiones metodológicas y científicas, por lo que venía bien este cambio de narrador para aligerar la trama.

En cuanto a la prosa del autor, es realmente buena, logra sumergirte desde el principio en la historia, y utiliza un vocabulario que aunque no es simple, tampoco es complejo, de manera que es fácil de comprender. Además según el personaje que narra, varían el tono y las expresiones utilizadas, y la verdad es que Rubén logra hacer que estas voces cuadren perfectamente con cada personaje. Si tengo que reconocer que alrededor de la mitad, la emoción del libro desciende un poco, para presentarte la nueva situación, pero en pocos capítulos vuelve retomar el ritmo, y desde ahí no deja de subir. 

En definitiva, un libro que os recomiendo mucho: el universo que el autor ha creado me ha parecido realmente enigmático, y estoy deseando conocer más de él. Sobre todo con ese final que te deja completamente perpleja.

Gracias Rubén, por cederme un ejemplar, estaré pendiente de la secuela.




8 comentarios:

  1. Hola!!
    Hace nada lei una reseña de este libro y me llamo la atención pero es que cada vez tengo mas ganas de hacerme con el.
    Gracias por la reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      Me alegro de que te vayas a animar a leerlo :) Cuando lo leas avisa y lo comentamos.

      Un beso,

      Eliminar
  2. Hola
    Me alegro tantísimo de que lo hayas disfrutado, no era para mí. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Gracias por recomendarmelo. Me ha gustado mucho :)

      Un beso,

      Eliminar
  3. ¡Ese final tio!
    Con la boca abierta y deseando leer como sigue solo por averiguar que más pasa jajaja
    Muy de acuerdo con todo lo que has dicho, creo que nos hizo sentir lo mismo el libro
    ¡Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja ¡es que el final te deja a cuadros!

      Gracias por comentar :) ¡un beso guapa!

      Eliminar
  4. Vaya pedazo de reseña,voy a ver si leo algo mas de este libro,no lo conocia y me has dejado con el gusanillo.
    Nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya muchísimas gracias :) ¡Me alegro de que te haya gustado!

      Si te animas no dudes en decírmelo, quiero saber tu opinión :)

      Un beso,

      Eliminar