domingo, 30 de julio de 2017

LÁGRIMAS EN EL MAR - Ruta Sepetys







Título: Lágrimas en el mar
Autor: Ruta Sepetys
Editorial: Maeva
Páginas: 376









Una prima de mi padre estuvo a punto de embarcar en el Wilhelm Gustloff y me pidió que diera voz a aquellos que murieroncreyendo que sus historias se habían hundido con ellos" Este es el origen de la novela, en palabras de la autora. El Wilhelm Gustloff ha quedado asociado para siempre con la mayor tragedia marítima de la historia. En él viajaban más de 9.000 pasajeros, entre refugiados, personal de abordo y militares alemanes. Debería haberlos llevado hacia la libertad y lejos del asedio al que estaba siendo sometido el este de Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Pero nunca llegó a su destino, pues fue el blanco de varios torpedos lanzados desde un submarino soviético el 30 de enero de 1945. Apasionada por los capítulos ocultos de la historia, Ruta Sepetys da voz en esta ocasión a cuatro jóvenes protagonistas cuyos caminos se cruzan cuando son evacuados en el Wilhelm Gustloff, como los más de 4.000 niños y adolescentes que lo hicieron para ir al encuentro de su futuro. Nunca llegaron, pero sus historias no se hundieron con ellos.



Lágrimas en el mar nos cuenta la historia de cuatro pasajeros y su huida del asedio que están realizando los rusos, juntos emprenden un difícil viaje lleno de penurias hasta el puerto donde pretenden coger un barco que los lleve a algún lugar a salvo. Deben ser muy cuidadosos porque Alemania aún no ha dado el aviso para evacuar las ciudades y porque muchos de ellos no cumplen los estándares que el régimen nazi defiende. ¿Cómo te sentirías si los que tienen que salvarte te odian casi más que tus perseguidores? El miedo, la inseguridad, la culpa… es un libro lleno de emociones en el que los personajes logran hacerte sentir su sufrimiento y su forma de ver el mundo. 

Desde el principio, cuando lees la sinopsis, sabes que el barco va a ser torpedeado por un submarino soviético, y esto ya hace que tu corazón se desgarre. Sufres cada vez que lees las esperanzas y los sueños de cada uno porque te duele saber que no van a poder cumplirse e interiormente imploras equivocarte, porque ellos se merecen vivir. Conectas hasta tal punto con los personajes que quieres lo mejor para ellos, si bien no voy a hablar del desenlace os confieso que me sorprendió mucho y que aún a día de hoy no logro recuperarme de lo que me hizo sentir. Y es que aunque son personajes ficticios, sabes que la desgracia ocurrió, que la Segunda Guerra Mundial se cobró miles de víctimas y que estos podrían ser cualquiera de ellas.

¿Es posible que en medio del horror haya hueco para la esperanza? ¿Para el amor? ¿Para formar una familia? El Wilhelm Gustloff trasladaba a diez mil pasajeros, por lo que quién sabe qué historias vivieron cada uno de ellos. Estos son cuatro personajes de ficción pero que sientes tan reales que es imposible no cogerles cariño. Al menos a tres de ellos y al grupo que los acompaña, porque por el contrario desprecié a Alfred casi desde el principio.



“Los nazis no podían detener el viento y la nieve. Los rusos no podían llevarse ni el sol ni las estrellas”


El primer personaje que conocemos es Joana, una enfermera lituana que tiene un permiso para poder embarcar debido a sus conocimientos médicos. Está siempre dispuesta a ayudar a los demás, es la voz de la razón y a quien el resto del grupo mira si hay que tomar una decisión. Sin embargo guarda un secreto que la acecha a cada instante, una culpa inmensa que la persigue desde que abandonó su hogar.

Florian, por otro lado, es un personaje enigmático del que vamos conociendo detalles poco a poco. Es un chico joven, que al principio viaja sólo y que no está luchando en el ejército con el resto de hombres de su edad, se ha propuesto una importante misión y está dispuesto a cumplirla pase lo que pase. Cuando se una al grupo de refugiados se dará cuenta de que debe confiar en los demás, o al menos en Joana con quien realmente ha conectado.

Emilia es todo ternura, una chica de quince años polaca, que sigue a Florian cuando este la salva. A causa de sus raíces temen que no la dejen subir al barco, pero Joana se siente responsable de ella al descubrir que está embarazada. A menudo confunde la realidad con la ficción a causa de un pasado oscuro que trastocó todo su mundo. Con frecuencia cuenta historias de su infancia o se dirige a su madre fallecida, sus argumentos y reflexiones son sencillamente devastadoras.

Al grupo le acompañan otros personajes secundarios, entre los que destacan: el Poeta de los Zapatos, un zapatero capaz de descifrar a una persona a raíz de su calzado y que ha logrado ganarse el cariño de todo el grupo; Klaus un niño muy dulce, que es encontrado vagando sólo portando una dirección enganchada al abrigo y el cual se convertirá en el aprendiz del anciano zapatero; Eva, una mujer grandota acostumbrada a decir todo lo que piensa sin filtros precediéndolo de la palabra perdón. Es brusca y malhumorada pero suele ser de gran ayuda; y por último Ingrid, una muchacha ciega capaz de utilizar el resto de sus sentidos para avisar a sus compañeros si se acercan aviones enemigos o militares, es de mucha ayuda y le coges cariño en seguida. 



“¿Era la guerra lo que nos volvía malvados o simplemente despertaba la maldad que ya habitaba en nuestro interior?”



Retomando los puntos de vista que leemos a lo largo de la novela, el cuarto se trata del de Alfred, un soldado alemán bastante joven que acaba de empezar a servir a su patria y que ha adoptado la doctrina xenófoba y racista del führer y que mentalmente escribe cartas a su vecina, de la cual ha vivido siempre encaprichado. Trabaja preparando el Wilhelm Gustloff para la evacuación y os confieso que sus capítulos me han resultado verdaderamente desagradables de leer, pero creo que era necesario incluirlos. Para contar una historia de este tipo requieres los puntos de vista de ambos bandos y la creación de personajes que ha realizado la autora me ha parecido brillante, sobre todo cómo ha logrado personificar todos los valores del régimen en la mediocre figura de Alfred.

El libro comienza con los primeros cuatro puntos de vista donde conocemos brevemente a los protagonistas, y reconozco que me ha gustado mucho cómo se construye el planteamiento pues para relacionarlos entre sí nos presentan la misma frase al principio de cada capítulo con ligeros cambios que dicen mucho de la personalidad de cada uno.

Nada está puesto al azar y me parece increíble cómo la autora logra relacionar esta historia con la de su anterior novela, Entre tonos de gris, con gran maestría de manera que cuando todas las piezas encajan notas sentimientos encontrados. Es extraño porque tú si sabes que ha sucedido a los personajes de la otra historia y ver cómo se preocupan por ellos desconociendo su destino te deja un sabor agridulce. Una vez más nos encontramos con un trabajo de investigación brillante, con una prosa increíble que devoras desde el principio y con unos personajes complejos pero que podrían representar a cualquiera de las víctimas de esta tragedia.

Como punto negativo quizás diría que al principio tantos puntos de vista abruman al lector, sobre todo siendo capítulos tan cortos que se van intercalando desde el principio sin darte tregua, pero también creo que la historia lo requería y una vez superas el shock inicial te das cuenta cómo cada personaje te aporta una pieza más del puzzle que sin duda necesitas conocer.

Se trata de una historia cruda, real, cuya dureza va incrementándose conforme la trama avanza y alcanza su máximo nivel cuando embarcan en el gigante buque que debería salvarlos.

En definitiva, Lágrimas en el Mar es una flecha que va directa a tu corazón, una historia que da voz a los fantasmas del pasado y que aún tratando una de las mayores tragedias de la historia, disfrutas leyéndolo hasta la última página. Sin duda, un libro con alma, que da voz a aquellos que ya no están.


10 comentarios:

  1. Hola Susana! Tenemos que leer este libro YA. Fue un regalo de cumpleaños y lo tenemos pendiente esperando en la estantería. No hacemos más que ver reseñas positivas como la tuya, por cierto muy trabajada.
    Un beso
    Marta y Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Yo os lo recomiendo mucho, la forma de escribir de la autora es maravillosa :)

      Eliminar
  2. Holaaa
    Me llamaba mucho la atención, pero ahora, después de leerte a ti, tengo unas ganas enormes de leerlo, porque estoy segura de que me va a encantar
    Espero hacerme con el pronto
    un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola bonita!

      La verdad es que creo que esta historia te encantaría :)

      Un beso,

      Eliminar
  3. ¡Hola! Jo, qué bonita reseña. La verdad es que este libro parece maravilloso. No sabía que tuviera cierta unión con "entre tonos de gris" y como tenía la intención de leer este libro, empezaré por el otro y espero que me guste tanto como a ti!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!

      Entre tonos de gris fue de mis mejores lecturas de 2016 por lo que te lo recomiendo muchísimo. Ya me contarás qué te parecen ambos libros :)

      Un beso,

      Eliminar
  4. Holaaa, tiene una pinta increíble. Me ha gustado mucho tu reseña. Me lo apunto.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola bonita! Los libros de Ruta Sepetys me llaman la atención un montón, y en especial ahora este que tiene pinta de ser una historia preciosa. Además se basa en un hecho histórico por lo que he podido leer, el cuál no conocía ya que normalmente el hundimiento del que más se habla es el del Titanic. Me has dejado con las ganas de saber más, así que tendré que leerlo sí o sí. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola preciosa!

      A mí me pasó lo mismo, que sólo conocía el del Titanic y me parecía increíble que este habiendo tenido muchísimas más víctimas (y encima no por culpa de un iceberg sino por un torpedo) no lo conociese. Es una historia dura pero preciosa, ojalá te guste tanto como a mí :)

      Un beso,

      Eliminar